La mujer fuera del cuadro reseña

TÍTULO: La mujer fuera del cuadro

AUTORA: Nieves García Bautista

EDITORIAL: Suma de letras

Nº DE PÁGINAS: 523

La extraordinaria historia de una mujer, la del cuadro que la inmortalizó y la de una época, la bohemia parisina de finales del siglo XIX, tan bella como extrema en sus contrastes. ¿Cuántas historias caben en un cuadro? Barcelona, 1888. El joven León Carbó no responde a las expectativas de su padre de iniciarse en el negocio familiar. Prefiere la pintura, la noche, los burdeles y las tabernas. Su relación con un grupo anarquista lo pone en peligro y sus padres lo envían a París, donde por fin podrá dedicarse al arte y mezclarse con la efervescente intelectualidad de la ciudad. Sitges, 1905. Una niña a punto de cumplir diez años le pide a su madre un viaje a París como regalo. Para mostrarle los peligros de la ciudad, la madre le cuenta la historia de Madeleine Bouchard, una mujer que acabó asesinada en un cuartucho de Montmartre. Madrid, 2015. A Efrén, un periodista conocido por sus potentes exclusivas, le dan vacaciones forzosas en el periódico en el que trabaja y se va a París a reencontrarse con su novia de la adolescencia, su mejor amiga, a la que no ve desde hace años. Allí retoman la investigación acerca de la bohemia de finales del siglo XIX para terminar una novela que juntos comenzaron en la época del instituto. La mujer fuera del cuadro es el pequeño mundo donde se entretejen estas tres historias pobladas por personajes anónimos que tratan con personalidades como Degas, Mary Cassatt, Lautrec o Verlaine y en la que conviven con hitos históricos y referencias literarias y culturales de una época brillante por sus luces y sus sombras. A finales del siglo XIX, Montmartre era la alta colina donde los caminos del París clásico y luminoso se torcían. En este microcosmos asimétrico cohabitaban artistas y prostitutas, lavanderas y obreros, borrachos y pobres, ilusionados y desengañados. Y a este mundo de molinos, infraviviendas y salones de baile, a este ambiente tan turbio como excéntrico y singular, a esta pieza del París más bohemio y extremo, suben muchos: algunos para encontrar, otros para olvidar. A finales del siglo XIX las mujeres queríamos descubrir las pasiones que nos quitaran el sueño, a riesgo de perderlo para siempre. A punto de comenzar el siglo XX, levantábamos la voz para reclamar, para ser nosotras. Ahora, bien entrado el siglo XXI, y como aquellos herederos románticos, aún estamos recorriendo el mismo camino  

Tres épocas diferentes, Barcelona de 1888, Sitges en 1905 y Madrid en el 2015. Una novela contemporánea que gira en torno a la vida del pintor barcelonés León Carbó y su musa y modelo Madeleine. En esta historia se puede ver como León llega a Paris para seguir aprendiendo las técnicas modernistas que están surgiendo en la ciudad y como le recibe y todo lo que va a tener que pasar en el Paris del siglo XIX. Por otra parte en Sitges en 1905 una madre le cuenta a su hija la historia de este pintor y de su musa Madeleine, la cual fue brutalmente asesinada en un cuarto de Montmartre. Y por último esta novela se completa en Madrid en el 2015 cuando un periodista es despedido de su trabajo y decide retomar una novela que había empezado a escribir en el colegio con su compañera Samira. Para ello tendrá que volver a retomar el contacto con ella y ver que su compañera no está pasando por un buen momento.

Todas las historias nos llevan al mismo punto como y porque Madeleine fue asesinada en Montmartre. Es una novela maravillosa que nos traslada al Paris del siglo XIX y a como en ese momento los artistas estaban empezando a descubrir técnicas nuevas y por otro lado como las mujeres empiezan a luchar por ese sufragio feminista que con el tiempo conseguirá que las mujeres tengan voz y voto en la sociedad. Es una novela que te atrapa desde el principio. Los capítulos están muy bien estructurados y eso hace que en ningún momento te pierdas en la historia.

Novela contemporánea muy recomendada para todos los públicos. Es una historia que te reencuentra con todo ese movimiento y cambio que se empieza a crear en el siglo XIX en el que las mujeres empiezan a beber, fumar y a luchar por una igualdad mediante el sufragio feminista. Es maravilloso ver el punto de vista de estas mujeres y ver como en esa época ya luchaban por lo que seguimos luchando hoy en día. Por otra parte es una novela llena de arte en la que la autora se ha documentado muy bien acerca de los movimientos artísticos que empiezan a surgir en la época y de todos los artistas que estuvieron entonces.

RESUMEN.

Muy recomendada para todos los públicos. Una novela muy bien documentada e imprescindible para conocer los inicios del arte modernista en el S. XIX  y la lucha de las mujeres en el llamado sufragio feminista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s